Consigue una nariz bonita

Modifica la forma y el aspecto de la nariz con la rinomodelación.

Es una técnica que no requiere pasar por el quirófano, de muy fácil adaptación y nada invasiva. Además, es más económica que la rinoplastia.

La rinomodelación tiene como objetivo corregir las pequeñas irregularidades de la nariz de una manera rápida y sencilla.

Tratamiento de rinomodelación

El tratamiento de la rinomodelación se realiza mediante la infiltración  de Ácido Hialurónico o Hidroxiapatita Cálcica, que son sustancias de relleno reabsorbibles para tratamientos faciales. Con esto podemos solucionar tanto una nariz con la punta caída como hacer menos pronunciado un puente curvado.

Es un tratamiento totalmente seguro si es realizado por especialistas que tengan una cierta  experiencia en intervenciones faciales y en la aplicación de ácido hialurónico o hidroxiapatita cálcica.

Ventajas

Algunas de las ventajas de la Rinomodelación es la capacidad del cambio de la forma de la nariz en muy poco tiempo sin molestias durante ni después de la intervención.

El paciente recupera su vida normal horas después del tratamiento ya que no necesita un post operatorio.

tratamiento-rinoplastia-sin-cirugia-min

PREGUNTAS FRECUENTES

Dos tratamientos diferentes con un objetivo parecido, pero no igual.

En el caso de la rinomodelación consiste en rellenar las partes de la nariz para ir moldeando y poder conseguir el resultado deseado. Todo esto  sin necesidad de cirugía, solo con unas infiltraciones y sin tener que pasar por quirófano en ningún momento. Con un resultado visible y mejorado de la estética de la nariz.

En el caso de la rinoplastia,  modifica por completo la nariz sometiendo al paciente a una intervención quirúrgica donde se abre y se quita parte del hueso, haciendo modificaciones en el tamaño, apariencia y forma de la nariz.

Con estas modificaciones se consigue corregir defectos congénitos y mejorar los problemas de respiración.

La respuesta es clara, no. La rinomodelación no afecta en absoluto a la respiración ya que las infiltraciones que se realizan se hacen en planos superficiales y no son ningún riesgo para la respiración del paciente.

Este tratamiento se recomienda a pacientes que tengan la necesidad de corregir alguna imperfección de su nariz sin cirugía sin tener que modificar la estructura interna de la nariz.

No está indicada para pacientes con una punta de nariz muy gruesa o para los que tengan un arco demasiado pronunciado, ya que para estas personas es más indicada la rinoplastia quirúrgica.

Al ser una técnica sin cirugía los efectos secundarios y los riesgos son mucho menores. Algunas de las molestias que puede ocasionar es el enrojecimiento o pequeña inflamación después de realizar el tratamiento, por eso es aconsejable aplicar alguna pomada antibiótica en la zona afectada.

Con una sola sesión se pueden visualizar ya los resultados deseados, pero algunos pacientes necesitan algunas sesiones más para conseguir los resultados esperados,  sin sobrepasar nunca más de 3 sesiones.

 

 

 

 

 

 

 

Solicita una consulta o llámanos.

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto lo antes posible.

RESERVA TU CITA

Pincha el botón para reservar tu cita.