Depilación láser
¿Quieres lucir unas piernas bonitas libres de vello y suaves?

La depilación láser es uno de los tratamientos estéticos más populares  y efectivos actualmente para reducir o eliminar el vello facial y corporal de forma eficaz. 

Con la tecnología avanzada del láser la luz es captada por la melanina acabando con las células implicadas en el crecimiento del vello. En aquellas zonas en las que se aplica la depilación láser, el vello dejará de crecer.

La depilación con láser se puede realizar en prácticamente todo el cuerpo, exceptuando el borde inferior de las cejas porque podría afectar al globo ocular. 

Eficacia y rapidez 

Combinación de longitudes de onda, cada una de ellas centrada en las diferentes estructuras ubicadas dentro del folículo piloso.

 

Método seguro y confortable

La depilación menos dolorosa y más segura para tu piel. Es segura ya que no quema la piel, solo actúa en el bulbo del vello. 

 

Para todo tipo de pieles

Permite ofrecer un tratamiento adecuado para hombres y mujeres con fototipos oscuros y bronceados.

 

Duración asegurada

Al cabo de varias sesiones, el efecto de la depilación dura bastante,  eliminándose de manera definitiva.

 

Láser de Diodo

Los avances tecnológicos en el mundo de la estética y de la belleza, ha permitido desarrollar técnicas realmente efectivas y rápidas, para hacer frente a una de las principales preocupaciones estéticas de muchas personas: la presencia del vello en el cuerpo.

El láser de Diodo es una máquina de precisión extraordinaria con pequeños diodos y semiconductores que todos juntos forman un haz de luz. Tiene inmejorables resultados en la eliminación del vello corporal.

Reduce el riesgo de quemaduras en la piel, incluso pude utilizarse en pieles más oscuras o morenas sin riesgo en absoluto.

Lo que necesitas saber del láser de Diodo

Las sesiones se realizan cada dos meses y medio aproximadamente en las zonas corporales y en el caso de las zonas faciales es necesario realizarlas con menos tiempo entre sesión y sesión. 

Por lo tanto, la depilación láser es un tratamiento muy cómodo, puesto que te quitará poco tiempo, si estás cansado de otros métodos como la cuchilla o la cera sin duda la depilación láser de diodo es tu mejor opción.

La depilación láser no te impide realizar ninguna de tus actividades de la vida diaria ya que no tiene un tiempo de recuperación ni reposo, únicamente te sugerimos seguir las recomendaciones post tratamiento para tener mejores resultados.

PREGUNTAS FRECUENTES

La depilación láser de diodo no es dolorosa. Pero el dolor es variable y depende del tipo de piel de cada persona así como de su propia sensibilidad. 

Existen zonas del cuerpo donde la piel es más sensible como puede ser la zona púbica, las axilas, el pecho, el abdomen, etc. 

Combinar la depilación láser de diodo y tomar el sol no es buena idea ya que sometes a tu piel a un dosis extra de calor, lo que hace que las energías recibidas se acumulen y puedan convertirse en quemaduras.

Si tu piel está expuesta al sol, estará un poco dañada y, de este modo, llegar a la raíz del folículo capilar para eliminarlo será más complicado, doloroso y, desde luego, tendrá una menor probabilidad de ser efectivo.

Antes del tratamiento es necesario realizar un estudio previo de la piel y comprobar que el estado de ésta es uniforme y no hay pigmentaciones. Sin embargo, ciertos tipos de medicamentos pueden afectar el tratamiento de depilación láser y al período de curación. Si se está tomando isotretinoína (Accutane), se debe dejar de tomar 6 meses antes de someterse a tratamiento de depilación láser. Este medicamento puede causar sensibilidad de la piel y esto no es aconsejable en el tratamiento de depilación láser. Otros fármacos fotosensibilizantes que se activan por la luz ultravioleta, también pueden contraindicar algunos tratamientos de depilación láser. Hay una multitud de medicamentos comunes, que también pueden interferir con el tratamiento. Los esteroides, antibióticos como las tetraciclinas y analgésicos como el ibuprofeno son sólo algunas de esas drogas.

Antes de someterte a una sesión láser deberías:

  • Evitar estar bronceado o haberse expuesto a los rayos UVA al menos un mes antes del tratamiento. Esto ese debe a que el láser utiliza la melanina del vello como un conductor y si la piel tiene la melanina activada, hay riesgo de quemaduras.
  • No depilar con cera o pinzas, o con cualquier cosa que arranque el pelo de raíz. Normalmente se pide que para la primera sesión no se haya depilado en absoluto, al menos durante 4 días antes de la sesión.
  • Asistir con la piel completamente limpia, sin cremas, autobronceadores, desodorantes, perfumes o maquillaje.
  • Informe al profesional si está embarazada, toma algún medicamento, sobre todo anticonceptivos, tratamientos hormonales, para el acné o cualquier otro.
  • Suspender cualquier crema que contenga retinol o ácido glicólico al menos 5 días antes de cada sesión.

Después del tratamiento lasér:

  • Utilizar cremas de Aloe Vera si tiene alguna irritación en la piel. Aunque no está de más hidratar la piel durante 3 o 4 días.
  • Evitar el uso de desodorantes que contengan alcohol en caso de haberse depilado las axilas.
  • Evitar exponerse al sol al menos 7 días después de someterse a la depilación láser.
  • El vello debería caerse en los días siguientes al tratamiento, pero puede rasurarse con cuchilla únicamente, nunca con cera o maquinilla depilatoria.
  • Evitar usar ropa demasiado ajustada en las zonas tratadas, al menos durante unos 3 días después del tratamiento.
  • Evitar el calor en la zona tratada, durante 3 o 4 días siguientes al tratamiento.
  • Si se ha hecho una depilación facial, evitar el maquillaje sobre la zona durante un par de días.
  • No rascar o tocar en exceso la zona depilada. Lavar con jabón neutro y agua tibia, sin frotar.
  • Mantener una hidratación constante y regular en la zona afectada. Esto ayuda con la irritación y molestias que pueda tener. 
RESERVA TU CITA

Pincha el botón para reservar tu cita.