Botox

Elimina las arrugas faciales

Botox

Es una toxina,  concretamente la botulínica pero se conoce comercialmente como  botox. Esta toxina tiene  característica de afectar a los nervios impidiendo que estos realicen las señales nerviosas a los músculos. De esta manera se produce parálisis muscular en una zona localizada por un tiempo limitado.  

Aplicación del Botox

Actualmente, en España, por ley, solo se permite su aplicación en el tercio superior del rostro (frente, entrecejo, parte superior de las cejas y la zona tan solicitada de las patas de gallo). También se aplica para reafirmar los pechos, siendo aconsejable para personas con tallas pequeñas o medianas.

La aplicación del botox no requiere cirugía, consiste en pequeñas infiltraciones con agujas ultra finas que se introducen, a modo de pinchazo, en la zona deseada para el tratamiento. Es una aplicación rápida que no dura más de 30 minutos y no necesita anestesia de ningún tipo.

Beneficios del Botox

El botox no requiere cirugía ni anestesia, no duele, los efectos son inmediatos y rara vez produce efectos secundarios. Tiene varios beneficios, entre ellos, algunos terapéuticos como pueden ser:

  • Corregir el exceso de sudoración bloqueando las glándulas sudoríparas, que afecta a manos, pies, axilas o cara, conocido como hiperhidrosis.
  • El tratamiento contra las migrañas.
  • El estrabismo.
  • Las distonías, son trastornos del movimiento que causa contracciones musculares involuntarias.
  • El blefaroespasmo, conocido como parpadeo intermitente e involuntario.
  • Las algias vertebrales.

Además de la eliminación de las arrugas faciales y la incontinencia urinaria en parapléjicos.

Preguntas frecuentes

La aplicación es recomendable hacerla cuando aparecen las primeras arrugas y no cuando estas estén avanzadas, ya que el resultado durante las primeras apariciones retrasa nuevos surcos de expresión por un tiempo mucho más prolongado.

La dosis depende de las características individuales de cada rostro y sus necesidades. Para esto, es importante el estudio previo y valoración de un profesional que indique que cantidad se debe utilizar.

La cantidad de dosis es clave para lograr los resultados adecuados, la dosis justa hace que el músculo se relaje y logra un efecto de rejuvenecimiento natural.

La duración del efecto del botox varía en función de cada paciente. El tiempo aproximado de duración es de 6 meses ya que la transmisión del nervio hacia el músculo se está regenerando.  El efecto máximo de éste se nota entre los 15 días y los 3 meses.

Aunque no es muy frecuente, el botox puede tener algunos efectos secundarios que es necesario conocer como pueden ser;

  • Caída del párpado o músculo fácil en el que se aplica el tratamiento.
  • Dificultad para poder cerrar el ojo correctamente.
  • Exceso de lagrimeo o síndrome del ojo seco.
  • Daños en la córnea.
  • Mareos y debilidad en los músculos aunque esto es muy poco frecuente.
  • Dolor de cabeza si se usa para el tratamiento de migrañas.
  • Espasmos musculares.
  • Dolor en lugar de aplicación.

A priori se ha descrito algún caso atípico de hipersensibilidad, siendo extremadamente raras las alergias a la toxina botulínica.

¿En qué podemos ayudarte?

Es rápido y fácil
Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto lo antes posible.